Mercedes Subirana 2015-09-09T17:51:38+00:00

Mercedes Subirana

Está especializada en acompañar procesos personales en los que cuerpo, mente y espíritu se unen para reconocerse, sanarse y celebrar la unión sagrada de lo que son. Fundadora de Espai Psicolgic Espiral, dirige un equipo de profesionales comprometidos con la ayuda cuidadosa regida por los principios humanistas y transpersonales.

Creadora de una formación pionera une el estudio y la experimentación del desarrollo biográfico, energético y psicoespiritual en una progresión de tres años de experiencia grupal. Dedicada a la profundización de las dimensiones contemplativas del Ser y su implicación en una vida encarnada y gozosa encuentra en el Tantra una disciplina y arte de la intimidad y conexión con lo superior. Incluye en su trabajo individual, de parejas y formativo este arte milenario del Tantra.

“Soy una mujer curiosa, me gusta escuchar las voces interiores que señalan mi camino y he aprendido a leer entre emociones, imágenes y sonidos las indicaciones de lo que es vivir en un cuerpo lleno de vida y misterios por desentrañar. Mi mirada se ha proyectado casi siempre hacia confines inéditos que abrían espacios y mundos amplios. Agradezco todo cuanto ha hecho posible expandir mi conciencia y ser quien soy; agradezco especialmente la dedicación a esta profesión de la ayuda en la que gracias a todas las personas que he acompañado y enseñado ha sido posible adentrarme en los matices del sentir, pensar, e imaginar; mundos internos llenos de sueños y pesadillas anhelos y visiones persiguiendo desplegar su esencia y traspasar las limitaciones.

En estos momentos la conciencia del presente, el “no hacer” haciendo, el dejar ser lo que es tal como es, el no pelear y aceptar la vida como es se ha convertido en una misión que vivo y comparto. Desde hace tiempo dedico parte de mi vida a ayudar a otros a desvelar lo que hay detrás de sus patrones limitados, a descubrirse y sanarse, a experimentar el gozo de ser y el arte de vivir en el Presente.

Una de las experiencias de mayor sentido para mi es el instante mágico en el que se abre el alma de “otro” reconociéndose vivo y despierto, consciente de Ser; un momento de compasión por la pequeñez del yo y la reverencia del Ser.”