Terapia infantil y juvenil 2016-09-22T11:30:05+00:00

Terapia infantil y juvenil

“La terapia es un soplo de amor en medio de muchas nubes negras”

Loreta Cornejo

La ayuda psicoterapéutica puede ofrecerse a un/a niño/a o joven cuyos padres o responsables consideran que está pasando por un momento delicado o problemático. La terapia infantil o juvenil se enfoca siempre desde una perspectiva sistémica y engloba a los padres y las personas significativas del/a niño/a o joven. Proponemos una atención semanal al/a niño/a o joven y encuentros periódicos con los padres o responsables con el fin de encontrar puentes de comunicación y generar estrategias, sentires y perspectivas nuevas que favorezcan, en primer lugar, al/a niño/a o joven al mismo tiempo que al contexto familiar.

El espacio de terapia infantil o juvenil es especialmente un lugar donde niños/as y jóvenes puedan encontrar con calma un refugio para sus sentimientos, afectos, dudas, ansiedades, etc. Es un lugar protegido y lleno de cariño y respeto, de escucha a sus fantasías y juegos.

En las sesiones con niños/as o jóvenes se hacen diversas cosas: se habla y se cura con el lenguaje, poniéndole poco a poco nombre a las heridas, a los potenciales, a los silencios. Se dibuja y se expresa con el cuerpo, se escucha música, y se juega poniendo de relieve las tolerancias e intolerancias del vivir. Es un proceso en el que poco a poco el/la niño/a o joven va recibiendo la ayuda que necesita para ir encajándose en sí mismo con mayor seguridad, respeto y dignidad, a la vez que más integrado en su medio relacional y de conformidad con los retos que la vida le expone.

Los adultos llevamos dentro de nosotros el/la niño/a y joven que fuimos, y resulta vitalizador y cuidadoso contar con estas cualidades infantiles y vulnerables. El equipo de Espiral cuida y se recicla atendiendo estas dimensiones y disponemos de una experiencia prolongada en la atención a la infancia y adolescencia. Agradecemos a los niños y jóvenes que han trabajado con nosotros y a los padres que han confiado a sus hijos en nuestro saber hacer y saber quererles.